cerebro y amor…serotonina y dopamina…

#cerebroyamor Según Domeena Renshaw, investigadora del Departamento de Psiquiatría y Neurociencia del Comportamiento de la Universidad de Loyola (EE UU), enamorarse genera en el organismo una auténtica “inundación” de sustancias químicas que nos hacen sentir bien, y que también son responsables de reacciones físicas como el enrojecimiento de las mejillas, la sudoración de las palmas de las manos y la aceleración del latido cardíaco. Concretamente el “cocktail” cerebral de los enamorados está formado por dopamina, adrenalina y norepinefrina. La dopamina provoca sentimientos de euforia, mientras que la adrenalina y la norepinefrina hacen que el corazón lata con fuerza y nos quitan el sueño. 

Por otra parte, escaneando el cerebro de personas enamoradas con resonancia magnética se ha descubierto que el sentimiento amoroso aumenta el flujo de sangre hacia el centro de placer del cerebro de manera similar a lo que sucede cuando nos hacemos adictos a las drogas. A esto se suma que cuando nos enamoramos descienden los niveles de serotonina en nuestras neuronas, lo que explica por qué al principio de una relación “no tenemos ojos para nada más que para nuestra pareja”, aclara Renshaw.

ImagenImagen

 

#cerebroyamor Un equipo internacional de expertos desarrolló un mapa del cerebro enamorado, en el que ha desvelado el proceso neuronal mediante el cual el deseo sexual humano llega a transformarse en enamoramiento y durante el que se activan las mismas regiones cerebrales implicadas en la adicción a las drogas.

El psicólogo Jim Pfaus, de la Universidad de Concordia (www.concordia.ca), en Canadá, junto a investigadores de Estados Unidos, Canadá y Suiza, analizó los resultados de veinte estudios científicos en los que se había examinado la actividad cerebral de personas que desarrollaban actividades como visionar imágenes eróticas u observar fotografías de sus seres queridos. 

Del deseo al amor
Al combinar todos estos datos, los científicos, comprobaron que el amor y el deseo sexual activan diferentes áreas de una estructura cerebral llamada cuerpo estriado. 

La región vinculada al deseo sexual se “enciende” habitualmente cuando percibimos cosas en si agradables, como el sexo o la comida, mientras que el amor activa un área implicada en un proceso de condicionamiento, merced al cual nuestra mente concede un valor determinado a las cosas relacionadas con la recompensa o con el placer, según la revista científica “Tendencias21”, que recoge este trabajo. 

A medida que el deseo sexual se convierte en amor, la persona pasa a procesar la información sobre el objeto deseado y amado en un área distinta del cuerpo estriado. 

Asimismo el estudio revela que el área del cuerpo estriado relacionada con el sentimiento amoroso es la misma que ha sido relacionada con la adicción a las drogas. 

En este sentido la doctora Natalia López-Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular, de la Universidad de Navarra (www.unav.edu) analiza los procesos cerebrales que intervienen en el enamoramiento.

“En el enamoramiento, tras el impulso emocional del inicio, se ponen en marcha los circuitos cerebrales de la confianza para consolidar el vínculo amoroso, y se silencian específicamente la áreas que crean distancias, aquellas que se activan en estados depresivos o de tristeza”, explica esta experta.

Los ojos del otro
Además de la voz o el intelecto, en este proceso la vista juega un papel importante, según López-Moratalla, porque ver el rostro de la persona de la que uno se ha enamorado es importante para despertar y mantener el enamoramiento, ya que provoca una serie de emociones positivas que llevan al enamorado a empatizar, es decir a identificarse mental y afectivamente con el estado de ánimo del otro, así como a conocer los sentimientos e intenciones y ajustar las respuestas. 

“Mirarse a los ojos hace compartir un mundo en que ambos se funden” expone esta experta, que añade que en el proceso neurofisiológico del enamoramiento también hay diferencias en cuestión de sexos. 

Juego de hormonas
Según la experta de la Unav “los estudios indican que las mujeres emplean más la oxitocina, la hormona de la confianza, que además aumenta su nivel con el contacto físico y la mirada. Domina en ellas la empatía emocional”. 

“Por el contrario, los hombres usan más la vasopresina, que potencia la testosterona y facilita una empatía más racionalizada, y aumenta la detección de estímulos eróticos”, afirma la catedrática.

En entrevista con Efe, López-Moratalla explica que “el enamoramiento es uno de los sentimientos humanos más fuertes. Es un vínculo de apego, es decir de amor y deseo de unión, universal, fuerte y arraigado, que ata a los enamorados”. 

Esta vinculación entre dos personas se establece por una doble vía: “atrayéndoles, porque ante la persona amada se activa la vía de recompensa emocional que usa la dopamina, conocida como la hormona de la felicidad, y superando las distancias personales, al desactivarse la desconfianza, para lo que utiliza el neurotransmisor positivo en las relaciones sociales, la oxitocina, con frecuencia denominada hormona de la confianza”, explica.

EN DEFINITIVA
La sensación de enamoramiento desata en el cerebro una serie de complejos mecanismos neuronales que conducen de la etapa del deseo sexual querer compartir la vida con otra persona.

CLAVES
EL AMOR ENTRA POR TODOS LOS SENTIDOS
1. Los sentidos juegan un papel importante al enamorarse: movimientos, gestos, voz, definen a la persona. 
2. En el hombre el sentido esencial es la vista, dirigido a las partes del cuerpo femenino que determinan la procreación.!!! y ?????
3. En la mujer el principal sentido es el tacto, es el que más despierta en ellas el placer sexual. 
4. El enamoramiento es un acto “genuinamente humano”, dice la bioquímica Natalia López Moratalla.

Imagen

#cerebroyamor… las sustancias q intervienen en ese traicionero estado mental…o sentimental llamado amor….
involucradas en el compromiso:
Oxitocina
Vasopresina
involucradas en la atracción:
Dopamina
Norepinefrina
Serotonina
Factor de Crecimiento Nervioso (nGF)
y Feromonas
involucradas en la lujuria:
Testosterona
Estrógeno

Imagen

La dopamina te hace sentir bien y es producida naturalmente por el cerebro. Recibes una descarga de dopamina como respuesta a actividades placenteras como el sexo o comer.[1] Por otro lado, sin suficiente dopamina es posible que te sientas débil, deprimido o desinteresado en la vida. Aquí tienes algunos métodos para aumentar tus niveles de dopamina si te sientes un poco decaído.método 1 de 3: A través de la dieta

  1. 1

    Come alimentos ricos en tirosina. Para crear la dopamina, tu cuerpo necesita de tirosina, la cual después de un montón de procesos técnicos y de síntesis se convierte en tu “combustible de la felicidad”. Las almendras, los aguacates, las bananas, los productos lácteos bajos en grasa, la carne, las habas, las semillas de sésamo y de calabaza ayudan a tu cuerpo para que produzca más dopamina.[2]

    • También puedes utilizar fenilalanina que es un precursor de la tirosina. Se puede encontrar en productos con soya (como el tofu), el pescado, los productos lácteos y las carnes [2] Sin embargo, la mayoría de productos lácteos y carnes contienen altos niveles de grasas y calorías, así que ejercítate como precaución y monitorea tu ingesta de calorías si realizas una dieta con estos productos.
     
  2. 2

    Aumenta la ingesta de antioxidantes. La dopamina se oxida con facilidad y los antioxidantes pueden reducir radicalmente el daño causado a las células del cerebro que producen la dopamina. Muchas frutas y verduras son ricas en antioxidantes, incluyendo:[3]

    • Los beta-carotenos y los carotenoides: Las hortalizas, las verduras y frutas de color naranja, los espárragos, el brócoli y la remolacha.
    • Vitamina C: Los pimientos, las naranjas, las fresas, la coliflor, y las coles de bruselas.
    • Vitamina E: Los frutos secos, las semillas de girasol, las hortalizas, el brócoli y las zanahorias.[4]
     
  3. 3

    Evita los alimentos que inhiban la función del cerebro para producir dopamina. Estos alimentos incluyen las comidas empacadas, refinadas con harina, con colesterol o cafeína y las grasas saturadas. Cuando te vuelves adicto a algo (¡incluso al café!) tus receptores de dopamina necesitan de una dosis mayor para activarse. ¡La comida chatarra también es adictiva![5]

    • ¿Te has preguntado alguna vez por qué comer mucha comida chatarra te hace sentir fatigado? Sí. Es porque inhibe la producción de dopamina, lo que nos hace sentir débiles e incapaces de encontrar placer en las cosas pequeñas. Consumir frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa y carnes, es una manera segura para mantenerte en la cima de tu capacidad mental.[6]
     

Método 2 de 3: Por medio de cambios en tu estilo de vida

  1. 1

    Ejercítate regularmente. El ejercicio incrementa el calcio en la sangre, lo que estimula la producción de dopamina y la absorción en tu cerebro. Camina, nada o corre, entre 30 a 60 minutos al día para poner en marcha tus niveles de dopamina.

    • Esto también sube tu nivel de endorfinas. Sonreír de forma natural o abrazar a alguien activa tus endorfinas, lo que es similar a tener un alto nivel de dopamina. Excepto que si en realidad tuvieras un alto nivel de endorfinas sería bastante peligroso, ya que éstas son un inhibidor del dolor.[7]
     
  2. 2

    Duerme bastante. Una de las mejores formas para sentirse listo y con energía es dormir lo suficiente. La dopamina se asocia a la sensación de vigilia, así que duerme entre 7 a 8 horas diarias para conseguir esta sensación.

    • O…no duermas nada. Si buscas que tus niveles de dopamina causen lo opuestoa sentirse bien, debes saber que los niveles de dopamina se disparan cuando te privas del sueño. Te sentirás cansado e irritable pero tus niveles de dopamina estarán por el techo.[8][9]
     
  3. 3

    Cumple con un nuevo objetivo. La dopamina se trata del placer, es una sustancia cerebral bastante hedonista, eso tenlo por seguro. Con un poco de suerte, lo único que tendrás que hacer es entrenar tu cerebro. No importa cuál sea tu objetivo, para ti puede ser importante llegar a tiempo a la tienda de donas o conseguir finalmente ese doctorado, lo que importa es que alcanzar un nuevo objetivo activa tus centros de placer.

    • No tiene que ser algo grande. Comienza a pensar en las pequeñas actividades diarias como si fueran tus objetivos. ¡¿Pasaste la mañana sin revisar tu Facebook?! Fantástico. Ahora es el momento para recompensarte, porque ¡alcanzaste ese objetivo! ¡Dopamina para todos!
      

Método 3 de 3: Con suplementos, medicamentos, etc.

  1. 1

    Prueba con algún suplemento. Algunos médicos recomiendan suplementos de vitamina B6 y fenilalanina para aumentar la dopamina en el cerebro. Puedes comprarlos en tu farmacia local. Sin embargo, tienes que hablar de antemano con tu médico.[6]

     
  2. 2

    Toma medicamentos para incrementar los niveles de dopamina. Tu médico te puede prescribir medicamentos que incrementen los niveles de dopamina, dependiendo de los síntomas que expongas. El conoce los pormenores de cada medicamento y puede guiarte en la dirección adecuada.[10]

    • TDAH: Si luchas fuertemente para mantener la concentración en tus tareas y experimentas hiperactividad, tu médico puede prescribirte psicoestimulantes como el metilfenidato (o ritalina) para estimular la producción de dopamina en tu cerebro.
    • Depresión: En ocasiones los bajos niveles de dopamina se asocian a la depresión. Puedes hablar con tu médico sobre empezar a tomar antidepresivos si los métodos naturales no funcionan para eliminar los síntomas de tener energía baja.
    • Enfermedad de Parkinson: Las personas con Parkinson frecuentemente sufren de movimientos corporales involuntarios. Un refuerzo de la dopamina llamado levodopa se prescribe de forma frecuente para los pacientes con Parkinson.[10]
     
  3. 3

    Considera tomar medidas más drásticas. Si simplemente buscas algo que te levante un poco el ánimo, esta alternativa no es para ti. Pero debes saber que existen estrategias más peligrosas que puedes emplear para aumentar tus niveles de dopamina; sin embargo, todas son exclusivamente para personas que están bajo el cuidado de un profesional de la salud.

    • Se ha demostrado que algunas estrategias como la TEC (terapia electro-convulsiva, considerada alguna vez como obsoleta, ahora está recuperando popularidad) son efectivas para aumentar los niveles de dopamina.[11] Existen otras alternativas para ti, si los medicamentos no te funcionan. Habla con tu médico.
     

Consejos

  • Las personas con enfermedades como la esquizofrenia de hecho producen demasiada dopamina. Los médicos tratan condiciones como éstas con antipsicóticos, los cuales suprimen la producción de dopamina.[12]

Advertencias

  • La mayoría de opioides, metanfetaminas y drogas ilegales pueden aumentar la producción de dopamina. Sin embargo, estas drogas vienen acompañadas de un alto efecto de adicción, y pueden alterar la forma en que tu cuerpo produce naturalmente la dopamina. Puedes terminar sintiéndote agotado, hambriento, deprimido e incluso con ideas suicidas después de tomar opioides o metanfetaminas. Alteras el equilibrio químico de tu cuerpo, es como contraer una enfermedad mental. Así que no lo hagas.[13]

Instrucciones

    1. 1

      Incluye bananas maduras, como parte de tu dieta diaria. A medida que una banana madura, se produce quinina dopamina, una forma natural de la dopamina. Aunque pequeñas zonas marrones en el fruto indican moretones, estas partes también contienen los más altos niveles de dopamina.

    2. 2

      Complementa tu dieta con alimentos ricos en antioxidantes. Los radicales libres disminuyen los niveles de dopamina en el cuerpo y los antioxidantes eliminan los radicales libres. La mayoría de las verduras y las frutas contienen algunos antioxidantes; los frijoles rojos, moras, arándanos, alcachofas, ciruelas y fresas encabezan la lista.

  1. 3

    Reduce la ingesta de alimentos azucarados y grasas saturadas. No sólo estos productos reducen los niveles de dopamina en la sangre, sino que las grasas saturadas obstruyen las arterias y aumentan el riesgo de enfermedades del corazón. Todavía puedes disfrutar de tus comidas favoritas, pero reduce el azúcar tanto como puedas y sustituye por aceite de oliva u otro aceite poliinsaturado en la preparación de alimentos.

  2. 4

    Cambia por café descafeinado y reduce las bebidas alcohólicas a una o menos por día. La cafeína estimula los neurotransmisores en el cerebro y aumenta la serotonina temporalmente, pero después del aumento, los niveles de dopamina se hunden. Las personas que sufren de depresión deberían evitar el café con cafeína. Del mismo modo, el alcohol limita la función neurotransmisora ?y crea una falsa sensación de seguridad de la que el usuario llega a depender.

  3. 5

    Toma un puñado de almendras crudas o semillas de girasol para tu descanso por la mañana en vez de comer una barra de chocolate. Además, espolvorea semillas de sésamo en las ensaladas y los sándwiches para poner en marcha tus niveles de dopamina.

  4. 6

    Compra suplementos de aminoácidos naturales para obtener un aumento de la dopamina. Disponible en tiendas de alimentos para la salud o en línea, estos productos ofrecen una dosis concentrada de los aminoácidos que se encuentran naturalmente en una cerebro sano.

Cómo aumentar la serotonina

Queridos lectores, hoy hablaremos de la serotonina y cómo aumentar esta interesante hormona. Solo me ceñiré a la serotonina que se sintetiza en el SNC, ya que también se sintetiza en el tracto gastrointestinal pero no necesitamos esa información ahora mismo.

Lo primero habrá que explicar qué es la serotonina. Como ya os adelantado antes, es una hormona neurotransmisora sintetizada en las neuronas serotoninérgicas en el sistema nervioso central (SNC). 

Image

Se sabe que la serotonina representa un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de: la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.

¿Para qué queremos aumentar la serotonina? Muy sencillo, para alejarnos de la depresión y permanecer en el bienestar.

NOTA: Obviamente en el caso de depresión crónica (y en todas las demás depresiones, aunque en la leve no hacen falta medicamentos) se necesitará complementar con psicofármacos (el más usado, el famoso Prozac) y siempre bajo supervisión del psiquiatra, que puede aumentar o disminiur la dosis aunque siguiendo estos consejos, seguramente se podría disminuir (siempre y repito y recalco, bajo la supervisión médica).

He aquí los consejos:

Image

1º. Chocolate negro. Sí, como leéis bien, el chocolate negro es muy rico en antioxidantes y estimula la segregación de serotonina y endorfinas (la hormona del placer y bienestar por excelencia). ¿Por qué el chocolate negro? Porque es el que menos grasas tiene y el más natural. Una onza de chocolate negro en el desayuno, todos los días y vuestra salud mejorará. Nota curiosa: se ha bromeado mucho sobre la inmortalidad de Jordi Hurtado ya que parece mantenerse siempre joven. ¿Su secreto? El chocolate negro. http://www.diariosur.es/v/20110626/sociedad/jordi-hurtado-periodista-conservo-20110626.html

2º. El yoga, pilates, natación y la meditación son claros ejemplos de saber, manejar y controlar la respiración y la relajación, algo esencial en el aumento de la serotonina. Al estar estresados, respiramos más rápido y peor por lo que la serotonina baja.

Image

3º. El ejercicio aeróbico o cardiovascular, sobre todo al aire libre, nos ayuda a cuidar nuestro cuerpo y alma, a liberar tensiones, ansiedad y estrés, por lo que aumenta considerablemente la serotonina.

4º. ¿Cómo iba a faltar el Omega 3 para nuestro propósito? Las truchas, el salmón, las sardinas y los frutos secos son ricos en Omega 3. Estos alimentos benefician favorablemente el cerebro, ergo aumenta nuestro simpático neurotransmisor.

5º. Tomar carbohidratos como el pan, pasta y arroz. Algunas autoridades médicas afirman que la insulina que su cuerpo produce cuando usted come carbohidratos aumenta los niveles de triptófano en el cerebro, y esto se traduce en una mayor concentración de los niveles de serotonina.

6º. Tomar el sol. La luz del sol no solo produce en nuestro cuerpo la vitamina D, si no que controla los niveles de la melatonina, hormona que disminuye la producción de serotonina.

7º. Y por último, practicar actividades relajantes. Un buen libro, música que nos relaje o nos motive (¡nada de música triste!), un paseo por el campo (ahora que viene la primavera, aprovechad), unas cañas con los amigos, el cine… son actividades que nos producen placer y bienestar y, por qué no, muchas risas. La risa es esencial para combatir la depresión. Un truco: cuando nos sintamos depresivos, podemos engañar al cerebro fácilmente, simplemente sonriendo, aunque no sintamos ganas, el hecho de sonreír confunde al cerebro y nos sentimos menos tristes. También viendo vídeos de humor (a mí me funciona con monólogos buenos) nos produce la risa fácil (aunque solo sea una mueca) y aumenta los niveles de endorfinas (y seguidamente, serotonina).

Image

Espero que estos consejos de librillo os sirvan para cuando nos sintamos depresivos y tristes. Para las personas con depresión diagnosticada, consultad a vuestro psiquiatra/psicólogo. ¡Un saludo!

 

  • Los niveles de serotonina se incrementan en una dieta rica en carbohidratos.
    Cuando usted come carbohidratos da lugar a un aumento en los niveles de insulina que actúa para marcar el comienzo del aminoácido triptófano en el cerebro. El triptófano es el precursor de la serotonina.Una y media onzas de alimentos ricos en carbohidratos (1/4 taza de avena o un pedazo de pan de masa fermentada) potenciará significativamente los niveles cerebrales de serotonina.

     Los hidratos de carbono más saludables a utilizar son de grano entero, bajo en carbohidratos de índice glucémico, como la cebada, la avena, alforfón y verduras ricas en hidratos de carbono como el ñame, la batata y el zapallo.  Las frutas y las otras verduras tienen un efecto neutral sobre la química del cerebro.


     
    Coma el tipo de proteínas que favorecen la producción de serotonina.

  • Estas proteínas son ricas en el aminoácido triptófano: pollo, pescado blanco con escamas, cortes magros de carne de cerdo, ternera, queso cottage, cordero, quesos bajos en grasa, leche baja en grasa y productos lácteos, la soya y las legumbres. 

     

  • Todas las actividades de meditación elevan los niveles de serotonina.
    Pase tiempo en un lugar natural como un bosque, parque, montañas, o a la orilla del mar.


    La oración, la meditación, la visualización positiva eleva los niveles de serotonina y aumenta su sensación de bienestar, concentración relajación y paz.


    Participar en prácticas espirituales baja excitación, altamente meditativas internos que le relajen. Trate de hacer actividades relajantes como hobbies o artesanías.

     

  • Haga ejercicio que incremente su frecuencia cardíaca un poco, pero no tanto. 
    Pasear, hacer yoga, natación no-aeróbica, andar en bicicleta, cuando se hace por lo menos 4 días seguidos a la semana durante un período de 60 días aumenta sus niveles básicos de serotonina.

     

  • Tenga un ciclo de sueño regular. 
    La producción de serotonina para el día siguiente requiere un mínimo de 7 horas continuas de sueño de alta calidad la noche anterior.

     

  • Salga al sol por lo menos 30 minutos por la mañana y 2 horas durante el día. 
    La luz del sol quema la melatonina producida la noche anterior. La presencia de altos niveles de melatonina consume la serotonina.

     La luz solar suprime la producción de melatonina y permite que sus niveles de serotonina aumenten durante el día. Sin la exposición a la luz natural adecuada los niveles de melatonina serán mayores y los niveles de serotonina serán menores.

     

  • Coma una comida con alto nivel de proteínas que contenga triptófano seguida por un refrigerio de carbohidratos dos horas más tarde. Esto servirá para impulsar el triptófano persistente en el cerebro y establecer la producción de mayores cantidades de serotonina al día siguiente. 

     

  • Haga cosas que lo revitalicen y le hagan sentir bien. 
    Tenga una baja actividad de mucha relajación con su familia en vacaciones o usted solo con mucho tiempo para lograr ralentizarse. Escuche música clásica, rock ligero, folklor o música fácil de escuchar. Visite un museo, vaya al teatro, conciertos, o vea televisión o películas sobre historias de amor, comedias y otras películas que le hagan sentir bien. Participe en largas y profundas conversaciones con una o dos personas. Limpie y organice su entorno. Lea libros de autoayuda, son especialmente complementarios.

Instrucciones

    1. 1

      Duerme mucho. En la actualidad, muchas personas están apabulladas por reclamos de su trabajo y su familia, y el estrés puede provocar insomnio, lo que a su vez puede resultar en niveles reducidos de serotonina. Si duermes muy poco puedes enlentecer tu metabolismo. Duerme por lo menos de siete a ocho horas por noche.

    2. 2

      Come alimentos ricos en triptófano. El aminoácido triptófano ayuda a inducir la creación de serotonina. En su libro ‘Younger (Thinner) You Diet’, el Dr. Eric R. Braverman sugiere consumir triptófano a través de alimentos tales como aguacates, pollo, pavo, chocolate, queso cottage, pato, huevos, granola, leche, avena molida, cerdo, germen de trigo y yogur.

  1. 3

    Toma suplementos de vitamina B o come alimentos que tengan alto contenido de vitaminas B. El estrés puede reducir las vitaminas B en tu cuerpo y uno de los resultados del sueño cortado es el estrés. Los alimentos que contienen vitaminas B incluyen granos enteros, vegetales verdes y productos lácteos. También puede ayudar un complejo de vitaminas B.

  2. 4

    Haz ejercicio para aumentar tus niveles de serotonina. La gimnasia aeróbica, las pesas y otras actividades similares que te hacen sentir bien sirven para incrementar tus niveles de serotonina, según Braverman. Además, las actividades que promueven la serenidad, como la meditación y el yoga, también ayudarán a aumentar tus niveles de serotonina.

  3. 5

    Evita el azúcar, la cafeína y el alcohol lo más que puedas. Si bien estas substancias pueden inicialmente hacerte sentir bien, pueden ir en tu contra a largo plazo. La comida y las bebidas que contienen azúcar, cafeína y alcohol pueden contribuir a un nivel reducido de serotonina en tu cerebro. NaturalNews dice que un vaso de vino o un postre ocasionales están permitidos. Sin embargo, si no puedes parar, entonces deberás considerar evitar del todo estas substancias.

  4. 6

    Consulta con tu médico sobre medicaciones. Según los niveles de tu serotonina, puede que debas preguntarle si debes tomar antidepresivos, o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s